¿Por qué reportar?

Todas las niñas y niños tenemos derecho a una escuela con comida saludable.

Te invitamos a que nos cuentes si en tu escuela se sigue vendiendo comida chatarra o si ya es una escuela más saludable.

Pueden participar todos los alumnos, madres y padres de familia, maestros y familiares.

Para hacer tu reporte o contarnos tu caso de éxito, solo debes llenar el formulario en línea. Es fácil, rápido y sencillo.

Con todos los reportes y casos de éxito, buscaremos trabajar con las autoridades escolares para lograr cambios positivos en las escuelas.

¡Con tu participación lograremos sacar la comida chatarra de las escuelas y hacerlas más saludables!

Infórmate más con este video



Hay una ley que prohíbe la venta de comida chatarra en las escuelas.

En mayo 2014, las y los diputados actualizaron la Ley General de Educación para regular los alimentos y bebidas que se venden en TODAS las escuelas públicas y privadas de México, desde preescolar hasta universidad.

Sólo los días viernes se puede vender comida chatarra que cumpla con ciertos criterios. Esta medida nos ayuda a aprender que podemos consumir esos productos pero solo de vez en cuando, para no tener problemas de salud.


Conoce más sobre esta ley »

Qué alimentos y bebidas son comida chatarra

Refrescos y bebidas con mucha azúcar

Frituras

Galletas

Dulces y chocolates

Pastelillos empaquetados

Comida rápida como hamburguesas, pizzas, hot dogs

Descubre por qué la comida chatarra nos hace daño »

Escuelas Reportadas

Escuelas reportadas del ciclo escolar 2018-2019

4879

Reportes recibidos

4137

Escuelas Reportadas

32

Estados con escuelas reportadas


Leer más »

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y El Poder del Consumidor realizan esta iniciativa para promover y defender los derechos de las niñas y los niños en México a tener escuelas saludables.

Invitamos a las y los escolares, maestras y maestros, madres y padres de familia, directivos e instituciones responsables a participar en:

  • conocer la regulación sobre la venta de las bebidas y los alimentos en las escuelas
  • vigilar su cumplimiento mediante reportes ciudadanos y
  • promover acciones participativas para crear ambientes escolares saludables.